logo


Una Sociedad que nació en Panamá (continúa)


En el 2003, Antonio fue de vacaciones a Costa Rica y así empezó su enamoramiento con la encantadora cultura y abundante naturaleza de la región. También conoció a un hombre que alteraría el curso de su carrera: el mundialmente famoso diseñador de interiores Sam Botero. De visita en la Universidad Veritas como profesor invitado, Sam estaba dando una clase a un grupo de estudiantes una tarde. En la audiencia estaba Antonio, cautivado, inspirado y embelesado con las palabras del diseñador. Al cerrar la clase, el venezolano adquirió valor y se acercó a Sam con su portafolio. “Inmediatamente pude ver que este joven tenía un talento, que francamente, me dejó sin palabras,” indica Sam. “Antonio está muy cómodo con las formas tradicionales pero tiene una perspectiva como ningún otro.”
Cautivado por los nativos y la belleza natural que le rodeaba, Antonio había dejado Venezuela y residía en Costa Rica donde también había conocido a la talentosa diseñadora de interiores, Mari Jose Artiñano Pinillos. Reconociendo el don de Antonio para la pintura, Mari Jose lo involucró en varios trabajos, los cuales le ganaron reconocimiento y lo ayudaron a lanzar su carrera. El trabajo de Antonio eventualmente llegó al creciente mercado de bienes y raíces de Panamá.

living

El primero de los muchos proyectos que Sam y Antonio realizaron juntos fue aquí en Panamá. Sam contrató a Antonio para que lo ayudara a crear un ambiente enteramente nuevo para un cliente. El empieza por familiarizarse totalmente con el espacio crudo y el carácter del mismo. Luego pasa tiempo crítico conversando y escuchando atentamente a su cliente hasta que ha adquirido un entendimiento claro de la visión de sus clientes para el espacio. “Disfruto del proceso de interpretar la visión de mis clientes a través de mi lente,” nos dice. Es famoso por verdaderamente escuchar a sus clientes, llegar a conocer quienes son y lo que exactamente expresaría esto, lo que les sentaría y los calmaría en sus hogares.
Genios del color colaborando, Botero y Rimada empiezan su aventura en tonos, desde tonos serenos hasta tonos dramáticamente vibrantes. Colores cálidos, bañados por el sol, palmeras dentro y fuera, salpicones de naranja y rojo te hacen sentir que una mariposa esta por llegar a tu nuevo hogar. Siendo que están en Panamá, tierra de deleites naturales, cualquier cosa es posible.
Al entrar en este grandioso y agraciado hogar, te encuentras rodeado de colores exquisitamente balanceados, una variedad de boterotexturas visuales que invitan a tocarlas y una bienvenida que va mas allá de lo ordinario. Techos de catorce pies se acentúan con paredes de suaves curvas, luego se transforman en impresionantes obras de arte por Antonio. Los cálidos tonos de melón y dorado en las paredes complementan la belleza de todo el que está en la habitación. “Me encanta usar el color para que las personas se vean bien,” dice Sam muy a menudo. El cree que ciertos colores se ajustan específicamente a ciertas personalidades. Y nadie es mas hábil en transformar una simple pared en una obra de arte que Antonio. En la entrada, el área de primeras impresiones,su primera impresión es simplemente asombrosa debido a la luz que emana de las paredes. Con destreza y precisión, Antonio pintó a mano el pasillo de forma que pasaba de tonos celestes hasta llegar a tonos dorados, como si en realidad hubiera luz brillando a través de los colores, como en los cielos al final del día.
Con el corazón lleno de emoción, Antonio dice que “el conocer a Sam ha claramente cambiado mi vida y me ha dado nuevas perspectivas, conocimientos y oportunidades. Nuestra comunicación no es común en que estimula mi creatividad. Pienso en él como mi “Gran Amigo”, uno que me ha traído un estatus profesional elevado, pero aun más importante una gran amistad.” El sueño de Antonio era trabajar en la Ciudad de Nueva York y estar en una revista. No solo llegaron los proyectos de Nueva York sino que también muchos otros alrededor del mundo.
Sam comentó, “Antonio es un talento excepcional, uno que de verdad escucha, es una persona encantadora para tener cerca de uno y es extremadamente rápido. Lo que me encanta de Antonio es que si uno quiere algo que nadie más tiene, va donde Antonio.”
Los trípticos al óleo de caracoles brillan en un apartamento frente al mar en Costa Rica y son un vivo ejemplo de las increíbles habilidades de Antonio para recoger todos los colores del interior, traer el tema del mar al interior y personalizar una obra de arte específicamente para esta habitación. Antonio nuevamente, escuchando a los propietarios y a la diseñadora Mari Jose Artiñano, y luego presentando una pieza de arte impresionante y de gran impacto.
Echa una mirada de cerca a la “habitación roja”. Estas paredes, todas curvas, hasta la cima del techo, parecen tener pies de profundidad. Una vez más, es como si la luz brillara a través de las paredes. Los diseños dorados, vibrantes como los rojos cerca del piso, gradualmente se tornan más claros a medida que suben hacia el cielo. Imagínese si puede, que esta sola habitación tomó más de tres meses para completarse. Las columnas en la entrada de la habitación al igual que las paredes, están decoradas nuevamente con el don de Antonio en terminados “faux”. Parece y se siente como si fuera mármol, pero en realidad, lo único que será de mármol es el suelo.
La siguiente habitación en esta residencia en Nueva York es la “cocina acuario”. Uno va de elegancia real en el comedor al arrebato de imaginación y destreza de todas las superficies cubiertas con escenas de un mundo acuático caribeño. Los zócalos se pintaron a mano para que parecieran arena; cada pez tiene tanto realismo que puedes sentir el movimiento del agua cuando sacude la cola. “La fantástica composición de colores y el concepto fueron el resultado de la pasión del cliente y la creatividad de Samuel Botero”, dijo Antonio. ¿Mencioné la palabra humilde?
khiva ad khiva link La mayoría de los artistas desarrollan un estilo que de alguna forma se repite en cada una de sus creaciones. Este no es el caso con Antonio. Su rango de expresión visual es tan diverso como el de 100 artistas en uno solo. Ya sea un diseño de pared, un mural, un cuadro, o un relieve tallado en la pared, todos nos hablan muy a nuestro interior, consciente o inconscientemente. Piense en su propio pasillo, y las posibles puertas que pudieran abrirse, y los talentos dentro de usted que simplemente esperan para que la próxima puerta se abra.

Panamá es así, un camino entre dos mares que han conectado océanos y mundos por casi un siglo. La puerta está abierta en ambos lados del pasillo al igual que están las aventuras y las amistades. Q

facts

 

 

Copyright© 2011, Pan Am Publishing S.A., Republic of Panama